Berlín, Alemania – La locura primaveral alemana en Mauerpark

Siempre me ha fascinado la capacidad de nuestros vecinos del norte de Europa para hacer un gran evento de cada día soleado. Lo que en España muchas veces supone sufrimiento debido al calor y una excusa para no salir de casa a ahogarte en el bochorno, para los nórdicos es un lujo delicioso. Para ellos salir a tostarse al sol puede convertirse en el domingo perfecto y más aún si lo endulzas con música y lo riegas con litros de cerveza.

mauer park 3
Colina de Mauerpark en un día de sol espléndido

En mi reciente visita a la capital alemana pude volver a comprobarlo, y es que tuvimos tanta suerte, que disfrutamos de un finde completo al sol por Berlín. Visitar las ciudades del norte de nuestro continente bajo la luz de un sol radiante es tan extraño como fantástico, y no ya por la ciudad en sí, sino por la actitud de su gente. En Finlandia, en Suecia, en los países bálticos o en Alemania, en todos estos lugares un clima soleado no solo saca a la gente de sus casas, sino que llena las caras de sonrisas y eso se nota en el ambiente de las ciudades.

mauer park 1

En el caso de nuestra visita a Berlín, el máximo exponente de esta experiencia se vio reflejado en el karaoke que se organiza los domingos en MauerPark. A partir del inicio de la primavera, Mauerpark acoge cada domingo a locales y extranjeros con la excusa de un karaoke al aire libre. Pero decir que en este parque se organiza un karaoke es quedarse muy corto.

Un domingo entre berlineses

Desde el momento en que nos bajamos del metro en Bernauer Straße se podía percibir la agitación y la dirección común de todos los transeúntes. Con la típica cerveza en la mano, ya que en Alemania no es ilegal beber por la calle, todos nos dirigíamos hacia Mauerpark, que se traduce como ‘Parque del Muro’, por su cercanía a uno de los pedazos de su recorrido.

Una vez entramos pudimos comprobar que esta extensión verde, en mitad de la capital alemana, contaba con dos ambientes: una zona de rastro o mercadillo y puestos de comida y otra destinada a tumbarse al sol, bailar, comer o relajarse en amplias superficies de césped.

En los puestos de este improvisado mercadillo podemos encontrar prácticamente de todo y nada al mismo tiempo. Y es que hay tantos puestos tan diferentes que encontrar lo que buscas será extraño, pero podrás localizar mil y una cosas curiosas que ni te imaginabas. Desde televisiones antiguas, gramófonos, vestimentas antiguas alemanas o pedazos del Muro, hasta tenderetes de diseñadores de moda o bocetos y cuadros de artistas. Sin ir más lejos, nuestro guía oficial del viaje compró aquí una variopinta vajilla procedente de diferentes juegos.

mauer park 7
En busca de la vajilla perfecta
mauer park 8
Cascanueces pintorescos

Comida y karaoke en MauerPark

Avanzando un poco más hacia el interior del parque, nos topábamos con los puestos de comida. Si ya nos había costado decidirnos entre lo que veíamos en la zona del rastro, aquí ni os imagináis. A nuestras narices llegaban olores desde diferentes lugares: típicos kebabs turcos, cocina griega, las míticas wurst alemanas y mucho más. En mi caso finalmente me decidí por la patata rellena o, como la llaman allí, la Gefüllte Kartoffel. Por 5’5€ pude probar una patata cocida salpimentada y rellena de mantequilla y queso, con 3 ingredientes más. Solo puedo decir que, además de lo que la disfruté, el hambre desapareció durante horas.

mauer park 5
El olor a comida nos atraía a todos
Berlín 17.03-178
Rellenando las Kartoffel

Con la vajilla nueva y el estómago lleno, ya solo quedaba sentarse a disfrutar de la música, el ambiente y, por supuesto, del Sol. Para ello nos dirigimos a unas verdes praderas que nos daban una perspectiva general sobre los grupos formados en el parque. Desde unas colinas que se extendían por todo el borde del parque podíamos verlo todo: teatros para niños, conciertos de bandas de música alternativa, batucadas, malabaristas, partidos de baloncesto y cerveza (mucha cerveza!) se expandían por toda la superficie de Mauerpark.

mauer park 2
Concierto de batería improvisado
mauer park 6
Partido de baloncesto con muchos animadores

A medida que avanzaba la tarde el parque fue aumentando su vida y su actividad minuto a minuto. Era imposible aburrirse con tanto estímulo para los 5 sentidos como hay los domingos en ese parque berlinés. Además, los diferentes ambientes iban cambiando, alternándose y coincidiendo a ratos: podías ver el partido de baloncesto con un grupo tocando y cantando de fondo, y al rato moverte y encontrarte con un espectáculo de mimos y una batucada de fondo.

mauer park 9
Mago conquistando a su pequeña audiencia

Esta habilidad de los alemanes para disfrutar de un día soleado nunca dejará de fascinarme. Ya había vivido una experiencia similar en una fiesta Open Air en Hamburgo hacía unos años, pero es demasiado fácil olvidar lo increíble que es la sensación que te dejan estos días de música y sol.

Los alemanes vienen al sur para disfrutar de nuestro clima, pero quizás deberíamos aprender de ellos esa forma de festejarlo, similar a la veneración por las puestas de sol en Ibiza. Y es que, al final, Mauerpark seguía un poco la tendencia de su mercadillo dominguero: ahí puedes encontrarlo todo, y más aún si no vas buscando nada.

2 comentarios en “Berlín, Alemania – La locura primaveral alemana en Mauerpark

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s