Alsacia, Francia – Saboreando la Tarte Flambée

La visita a un lugar no debe disfrutarse solo con el sentido de la vista. Siempre hay que saber darse el gusto de deleitarse con algunos de los platos típicos de la zona que, en más de una ocasión, nos harán entender algo más sobre la cultura del lugar.

En este caso me refiero a la Tarte Flambée alsaciana, también llamada Flammkuchen en el dialecto de la región. Este plato, junto con el choucroute, constituyen parte de la comida típica alsaciana, una región de Francia con grandes toques alemanes.

tarte-flambee
Tarte Flambée Fromagère

Este plato, similar a la pizza en su aspecto, pero no tanto en su contenido, surgió en un intento de evitar desperdiciar comida. Los panaderos alsacianos hacían finas planchas de pan, con el fin de comprobar si la temperatura del horno era la correcta para empezar a hornear pan. Estas planchas no tenían un uso más allá y, por lo general, eran consideradas un desperdicio, una vez cumplían su función. Sin embargo, con el tiempo decidieron empezar a darles algún uso, cubriéndolas con los ingredientes que tenían a mano.

Así surgieron por primera vez estas “cocas a las llamas” (traducción literal del nombre alsaciano). La Tarte Flambée tradicional consiste en una masa de pan simple sobre la que se colocan cebolla cruda, panceta o beicon (lardons en francés) y nata líquida (o crème fraîche).

Siguen siendo cocinadas en grandes hornos, semejantes a los utilizados para las pizzas, dándoles un golpe fuerte de calor que las cocina en menos de 10 minutos. Esto es así porque la Tarte Flambée perfecta debería tener los bordes requemados y la masa crujiente en general.

En la actualidad, pueden probarse de sabores muy variados: desde la Munster, hecha con este maloliente -pero delicioso- queso local y patatas cocidas; hasta la Fromagère, cocinada con varios tipos de quesos. He llegado incluso a probar una Tarte Flambée Indien, hecha con curry y piña, que tenía un sabor, digamos, demasiado peculiar para mi gusto. Pero bueno, como decía, hoy en día este plato se hace para todo tipo de paladares, así que para gustos hay colores.

Aunque es fácil de encontrar en Alsacia, ya que es plato obligado en todos los restaurantes tradicionales y turísticos, existe también una cadena de restaurantes donde hacen un buffet libre bastante interesante y nada mal de precio. Se llama Flam’s y tienen locales esparcidos por toda Francia, por lo que dan la oportunidad de probarlo más allá de la frontera de los Vosgos. No es una mala opción, ya que tienes la opción de escoger un menú o formule, que te permitirá comer Tarte Flambée, tanto dulce como salada, hasta hartarte.

tarte-flambee-2
Tarte Flambée casera (fait maison, como dicen por allí!)

Existen también diferentes recetas para probar a hacerla en casa y queda bastante decente (como podéis ver en la foto de arriba ↑ , me quedó presentable!). Aún así, si tenéis la ocasión de ir a Alsacia a probarlas, no desperdiciéis la oportunidad, porque no sabe igual y aseguro que merece la pena.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s